• Home
  • Jeremías Sánchez

Julio Benavides en Síntesis

casiotone
Julio Benavides es una leyenda dentro del ámbito artístico underground de Lima (y de Perú), siempre con perfil bajo y carácter enigmático deja, sorprendido a toda persona que lo conozca y más aún a quien ha tenido la suerte de estudiar con el. Para suerte mía, accedió a otorgarnos la entrevista que inaugura el portal Música y Sonido y nos cuenta algo de su trayectoria, proyectos actuales y visión general del panorama artístico Peruano.

¿Cómo se definiría a si mismo Julio Benavides?

Como un compositor de música académica que vive, se instruye y se va formando de/por el proceso enseñanza-aprendizaje

¿Cómo se inició en el mundo de la música?

Desde muy niño recuerdo que todo mi entorno estaba rodeado de música, vengo de una familia muy filarmónica y en casa siempre hubo música. De mi pueblo natal también tengo recuerdos vagos de sonoridades. Cuando tuve ocasión de volver en la pubertad, el re-descubrimiento de esas sonoridades cambió mi manera de oír objetos sonoros.

Como re-creador (intérprete) tengo recuerdo de mi infancia ya en Lima. Vivía en un barrio emergente y mucha música era el entretenimiento general... cada quien participaba a su manera.

silencio-de-negra-infinitoEn mi época escolar secundaria mi dedicación fue un tanto más formal y a finales de la misma participaba como tecladista y guitarrista de un grupo de música urbana (así se llamaba en esa época a las "cancioncitas de lugares no comunes" más que un grupo establecido éramos un círculo de lectura que también hacia música.

Luego de la escuela ingreso primero al Instituto Musical Bach donde conocí artistas que influyen en mi quehacer y posteriormente al Conservatorio primero como estudiante de guitarra y luego de Composición musical. David Ballena me inventa como artista-intérprete creo yo, su capacidad de recrear la música fue vital en esa época para mí.

Mi labor siempre ha sido "subterránea" en concordancia con mi concepto de arte como fenómeno sicológico antes que social, algunos llamarían eso "élite" o como dice uno de mis cercanos "músico académico de cuatro-paredes", lo que me parece genial.

¿Qué artistas cree usted que deben ser escuchados por alguien que quiera entrar en el mundo de la síntesis de sonidos o en la música concreta?

Todo objeto de arte merece ser prestado atención pues obedece a un gesto sicológico. En ese sentido nuestra aproximación al objeto debe ser la misma que Ronald Laing haría a un "paciente". Afortunadamente todos somos diferentes y eso nos da la posibilidad de disfrutar el talento y gesto de otros. Si todos fuésemos iguales la vida sería un torpe devenir aburrido.

En su paso por el Conservatorio Nacional de Música, ¿Qué tanto sintió que el músico académico peruano está dispuesto a aceptar las nuevas tecnologías para composición e interpretación?

Tanto como alumno como docente en el Conservatorio Nacional de Música he visto que el problema no es tanto el uso de tecnologías el problema principal es que somos una sociedad rica en cultura dirigida por ignorantes-instruidos-monotemáticos. Lo he visto en todo lugar y es la tragedia de nuestro país.

Tengo la esperanza que eso cambie, el último libro (2012) de José Matos Mar, intuyo, puede darnos algunas luces, al final la persistencia de la cultura queda latente en el inconsciente, ¿Acaso el academicismo borra eso? ¿Es una hipótesis sólo válida para nuestro país?

¿Cuál fue su principal influencia para su interés en la música concreta y/o la síntesis?

La economía. Llego a la tecnología pues era el instrumento más económico para generar objetos sonoros aunque la curva de aprendizaje tenga una pendiente más pronunciada.

Siempre he sido una persona reservada y mis círculos sociales no han sido tanto músicos sino artistas plásticos, poetas, músicos populares y estudiosos de psicoanálisis así que conseguir músicos para que se toquen piezas acústicas me eran y es muy difícil. Me siento bien con mis medios y eso basta.

Sobre su obra de música concreta con los sonidos de la Av. Abancay

¿Cual fue el concepto de estos?, ¿Que equipo uso?, ¿Como decidió que sonidos usar y cuales no?

El proyecto Tráfico (Acho-Abancay) fue un intento de motivar a nuestros compositores en momentos previos al centenario de la música concreta. Fue un fracaso en concurrencia. Personalmente fue muy placentero. Hice varias miniaturas en contextos y circunstancias distintas, la que mejor recuerdo me trae es aquella que hice en 16 horas en cabinas de internet en Madrid (quisiera titularla 16 Euros). Se tocó alguna vez en una lectura poética en esa ciudad por el colectivo "T-5".

Las muestras fueron grabadas en un MINI Disk con un micrófono doméstico. En un principio queríamos hacer un documento sonoro nada más, la idea de usarlo como fuente de música surgió luego. El recorrido Puente Trujillo-Jr.Trujillo-Plaza de Armas-Av.Azángaro-Conservatorio (sala de ensayo - Lab Mus electroacústica) la realizó el musicólogo Renato Neyra. El segundo recorrido fue Conservatorio-Jr.Ucayali-Av.abancay-Mercado Central la hicimos Renato y yo. Eventualmente Paul Gogin realizó alguna grabación con mayor tecnología pero esas grabaciones las perdí y las tiene Paul... motivo para darle una visita.


Para "€16" la estratégia fue instalar herramientas pequeñas pero eficiente: audacity (eventualmente CoolEdit en esa época), csound, entre otra cosilla puntual. No te toma más de 15 minutos la instalación. La codificación Csound la llevas hecha y sólo te dedicas a compilar y procesar en audacity (usas LISP en ese editor para no olvidar cómo lo procesas y luego corregir lo necesario) este modo de trabajar lo hacía así pues era dificil conseguir computador y no habia llevado nada mio (cuando llevé la portatil ya estaba acostumbrado a trabajar en locutorio público... es raro eso.

¿Qué opina de la tendencia actual de usar los synthes (ya sea virtuales o en hardware) solo con sus presets y que pocas personas se dediquen a "crear" sus propios sonidos?

Pues muchas veces para el talento de un músico basta y sobra usar sonidos pre-configurados, igual su talento es apreciable. Crear uno mismo su entorno sonoro no es fácil y requiere de una personalidad paciente y automotivante. Uno no quita lo otro. Tengo un amigo que hacía música muy bella con el viejo CasioTone de la primita y otro colega que con una sola nota, de muy larga duración, creaba una pieza casi completa cambiando microsonoramente sus elementos.

Hay de todo. Viva la diferencia, otra vez.

¿Algún proyecto actual en el que se encuentre?

Estoy en el diseño instrumental de un San Gregorio que estoy escribiendo a la memoria de Edmundo Camana.

Como profesor, ¿Cuál es la huella que busca dejar en cada alumno?

La docencia tiene riesgos y ventajas. El riesgo consiste en dejar abandonado proyectos personales. La ventaja es aprender de los propios alumnos y colegas. Me gustaría que muchos de los alumnos (colegas) sean más independientes en la búsqueda del conocimiento y soluciones y que me sorprendan con ello. Tengo la suerte de ser testigo de eso y por supuesto eso alucina.

¿Algo que desee decir para terminar?

Éxitos en este proyecto, lo difícil no es empezar sino no cejar en la permanencia.

Julio Benavides

 


 

Audición

Julio nos ha dejado en exclusiva -y con cierto recelo- un tema para escuchar, dejo la presentación en sus propias palabras.


Nota de Programa
"Lo que no encuentras en las escuelas de arte lo encontrarás en la vida real" paráfrasis de Marcel Velaochaga alguna vez oída nuestras reuniones circunstanciales del jirón Quilca.
Cierto, en Madrid luego de los aburridos recorridos por galerías contemporáneas (Buenas formas en escasos fondos) y escuelas de arte (tecnócratas en formación) conozco a Ignacio Perigrim ambos, a la sazón, peones en la T4. Varios proyectos me involucran con Ignacio, todos enmarcados en el colectivo "T5".

El 2007 tuvimos una extraña coincidencia: Él habia estado leyendo biografías de Jimmy Hendrix mientras que yo tuve la oportunidad de prestarme de la biblioteca pública un disco del mismo artista y lo escuchaba con recurrencia. La idea, técnicamente, era simple: Crear una exposición fotográfica de 10 estaciones presentadas en una secuencia de diapositivas, entre ellas va un texto intuitivo inspirado en sus lecturas.

Las diapositivas de imágenes van acompañadas de minuaturas electrónicas no mayor de tres minutos ni menor de dos. Los textos van en silencio. Perigrim creó las imágenes a partir de fotocopias y ampliaciones, las procesó manualmente creando un cuadro único a partir del original. Muchas tenían texturas complejas (Golpes de brocha, rasgados del cartón, objetos superpuestos) otras eran casi piezas de textura muy simple. La textura es un elemento clave para la sonoridad correspondiente.

La música fue realizada con los mismos elementos: Fragmentos del disco "Are You Experienced?" procesados de manera manual con herramientas instaladas sobre el vuelo, todas ellas de código abierto y gratuitas (Csound, Erwin, Audacity, etc). La muestra que les presento es de la 6ta estación, está fechada 24-02-2007 y tiene como epígrafe "Not necessarily stoned but beautiful" frase que el artista recita en el medio original.

De duración minuto veintisiete es la pieza más simple pero significativa por las circunstancias de su realización. Su simpleza estructural (casi canción con coda en términos populares), su textura hierática (como la imagen de Perigrim) y la realización hecha principalmente en locutorios y casa de amigos brotan de ella recuerdos personales valiosos para quien escribe. Reconozco que ese hedonismo que muestro pueda ser compartido por otros, sea como fuere "es lo que hay" y tómenlo por el lado más "asible" que tenga.

 

Este sitio usa cifrado para trasmitir las contraseñas. ratmilwebsolutions.com